18 diciembre 2023

Mejoras en los ‘búhos’: reducción de la frecuencia, nueva línea circular, y prolongación de itinerarios en 8 líneas

La EMT reestructura el servicio para ofrecer una mejor experiencia al usuario con la reducción de la frecuencia a 15 minutos en la red nocturna

Se crea una nueva línea circular nocturna con un recorrido muy similar al de las C1 y C2

8 líneas ‘búho’ de las 28 existentes adaptan y prolonguen sus itinerarios para dar servicios a núcleos residenciales

 

Madrid ha apostado de manera enérgica por ofrecer al ciudadano un servicio público de autobuses de calidad con el fin de disuadirle de utilizar el vehículo propio, reducir así los contaminantes y mejorar, aún más, la calidad del aire. La mejora del servicio de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) se materializa ahora en la red de ‘búhos’ con la incorporación de medidas que mejoran la experiencia del usuario. Entre ellas, la reducción de la frecuencia del servicio en 15 minutos aumentado los autobuses durante los fines de semana, y la creación de nueva línea circular nocturna, entre otras.

El fomento del transporte público es una de las medidas de la Estrategia de Sostenibilidad Ambiental Madrid 360 y Madrid está logrando con ello grandes hitos como, en este caso, ser la ciudad de España con mayor oferta programada de la red nocturna. Desde el 1 de diciembre de 2023, la EMT pone en marcha esta reestructuración de la red nocturna con la que logra reducir la frecuencia de paso a 15 minutos aumentado en un 35% la flota durante los fines de semana, y pasando, por tanto, de 148 ‘búhos’ a 205. Se trata de un gran avance pues, hasta este momento, el 57 % de las líneas nocturnas madrileñas tenía una frecuencia de paso programada en 20 minutos, el 35 % en 15 minutos, y dos líneas – la N27 y la N28 – un intervalo de 35 minutos. Esta medida supone incrementar el servicio de la red nocturna en 58 kilómetros.

Nueva línea circular nocturna entre Cuatro Caminos y Atocha

El ayuntamiento prevé que las mejoras impulsadas por la EMT aumenten en 50.000 usuarios en la red nocturna y, para ello, crea una nueva línea circular nocturna con un recorrido muy similar al de las C1 y C2 presentado una variación: que la cabecera sur se ubicará en Atocha en lugar de en Embajadores. La segunda cabecera sí continuará en Cuatro Caminos.

Este nuevo servicio se crea para conectar todas las líneas ‘búho’ y tendrá una longitud de 35.910 metros: 8.136 en sentido 1 del equivalente a la C1 diurna y de 9.684 en sentido 2. Al cubrir el recorrido de la C2 diurna alcanzará los 9.999 metros en sentido 1 y 8.091 en sentido 2. La frecuencia de paso establecida para la circular nocturna es de 35 minutos en días laborables y de 15 minutos los fines de semana.

Ampliación del recorrido de 8 líneas nocturnas para alcanzar núcleos residenciales

La estrategia de la EMT en la reconfiguración de la red nocturna también ha supuesto que un total de 8 líneas ‘búho’ de las 28 existentes adapten y prolonguen sus itinerarios para atender de manera más adecuada a determinados núcleos residenciales en crecimiento en la ciudad. Estas son las líneas que han experimentados estas mejoras:

  • N3 (Cibeles-Canillas) amplía su recorrido desde la calle Pedroñeras hasta Feria de Madrid (parada nº 5827), donde establecerá su nueva cabecera (Feria de Madrid).
  • N4 (Cibeles-Barajas) amplía su recorrido desde la plaza Mayor de Barajas hasta el Metro Barajas (plaza de Pajarones, parada nº 5649), donde establecerá su nueva cabecera manteniendo la denominación actual (Barajas).
  • N8 (Cibeles-Valdebernardo) amplía su recorrido mejorando el servicio al transitar en ambos sentidos por las calles Luis de Hoyos Sainz, Pico de los Artilleros, avenida del Doctor García Tapia, bulevar de Indalecio Prieto y Hacienda de Pavones, situando su nueva terminal en la parada nº 4422 dentro del área intermodal de Pavones (Pavones).
  • N11 (Cibeles-Madrid Sur) amplía el recorrido para atender a las calles Martínez de la Riva, Puerto de la Bonaigua y Avenida de San Diego manteniendo su cabecera actual en la avenida de Pablo Neruda (parada nº 4957).
  • N15 (Cibeles-Orcasur) prolonga su recorrido desde la avenida Orcasur, 49 hasta el Hospital 12 de Octubre (parada nº 3898), donde establecerá su nueva cabecera (Hospital 12 de Octubre).
  • N18 (Cibeles-Aluche) amplía su itinerario desde el Metro Aluche hasta Las Águilas (parada nº 373), donde establecerá su nueva cabecera (Las Águilas).
  • N22 (Cibeles-Barrio del Pilar) amplía su itinerario desde la calle Sangenjo hasta el Hospital Ramón y Cajal, ubicando su nueva terminal en la calle Alfredo Marquerie (parada nº 51008). La nueva cabecera se denominará Barrio de La Paz.
  • N28 (Moncloa-Aravaca) prolonga su recorrido desde la calle Ana Teresa hasta la Colonia Valdemarín, manteniendo su cabecera actual de Aravaca en la glorieta María Reina (parada nº 3445).

Los búhos por 15 pesetas en 1974

Madrid creó su ‘Circuito nocturno’ de autobuses – como así lo denominaron oficialmente en 1974 – con 11 líneas que desplazaban a los usuarios desde el centro de Madrid (Callao, Sol y Cibeles) hasta la periferia. La popularidad del servicio y la semejanza de los faros de los autobuses con aves nocturnas le otorgaron el apodo popular de ‘búhos’.

Trabajadores nocturnos y el aumento de ocio de madrugada sacó a luz la necesidad de desplazarse de cerca de 80.000 personas en la capital. Para satisfacer esta demanda, los primeros autobuses que operaban por la noche lo hacían entre las 00:00 h y las 06:00 h por 15 pesetas y con derecho a hacer transbordo con otras líneas en Cibeles.

Visto que el servicio crecía en demanda debido a la expansión de los núcleos residenciales, en 1994 se aumentó la red en 20 líneas y la EMT reordenó y amplió el servicio en varias ocasiones hasta los hitos alcanzados en la actualidad: un dispositivo de autobuses nocturno integrado por 28 líneas más las circulares NC1 y NC2.

Esos 80.000 demandantes de transporte público de 1974 se han convertido ahora en los 4,8 millones de viajeros que la red nocturna de la EMT transportó en 2022 en un total de 451.558 kilómetros.

Madrid, ¡décadas de progreso!